Flying so high!

La tarde del viernes 7 de febrero fue muy especial para nuestro alumnado de cuatro y cinco años.Con ellos, hicimos una actividad de lo más divertida: ¡nuestros propios paracaídas!

Primero, las profesoras nos ayudaron a hacer la estructura, acoplando varitas de madera para darle cuerpo. Luego, cogimos pirámides de papeles de charol de colores para hacer la cúpula. Nuestros paracaídas, por supuesto, tenían que estar conducidos por sus respectivos paracaidistas. Así que, añadimos las cuerdas de seguridad y atamos muy bien a nuestros protagonistas: nuestros muñequitos favoritos que habíamos traído desde casa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegó la hora de la verdad. ¿Planearían desde las alturas? Para comprobarlo, bajamos todos al patio, para fijar la vista en el cielo. Entonces, desde el segundo piso del edificio del colegio, las profesoras fueron lanzando uno a uno todos los paracaídas, habiendo anunciado previamente el nombre del autor. ¡Y fue todo un éxito! Todos los paracaídas planearon y aterrizaron con suavidad, quedando intactos y con sus tripulantes sanos y salvos.