Esta disciplina ayuda al niño a relajarse y divertirse, mientras desarrolla la fuerza, la coordinación, la flexibilidad y el equilibrio.

El yoga es una disciplina antigua que ayuda a crear salud y bienestar. La práctica del yoga se convierte en el entono infantil en una actividad saludable y lúdica. Una forma divertida de desarrollar importantes habilidades en un entorno positivo y  no competitivo.

¿Por qué yoga?

Los niños en nuestro tiempo también están sometidos a presión, tanto académica como social, ya que participan de una sociedad competitiva y exigente.

El yoga es una gran herramienta que ayuda al niño a relajarse y divertirse, mientras desarrolla la fuerza, la coordinación, la flexibilidad, el equilibrio, pero también la conciencia corporal, la atención, el enfoque y la autoconfianza.

Son numerosos los estudios que avalan su valiosa aplicación pedagógica, especialmente para mejorar los procesos de atención y concentración, tan necesarios hoy en día en nuestras aulas.

 

Beneficios del yoga

* Fortalecer la coordinación y  el equilibrio

* Desarrollo de la autodisciplina  y el autocontrol

* Ayuda a fortalecer la capacidad de concentración

* Enseña a relajase y a favorecer el control del estrés

* Ayuda a equilibrar cuerpo  y mente

* Mejora la condición física, fortaleciendo numerosos sistemas corporales: esquelético, nervioso, circulatorio, respiratorio, hormonal, muscular…

* Ayuda a trabajar en equipo y es divertido.