Enseña a los alumnos a investigar sobre varios temas, realizar entrevistas y tratar información para emitir un programa.

Actividades trimestrales:

El abanico de géneros que pueden trabajarse en una emisora escolar es amplio, tanto como permitan las inquietudes y aptitudes de los alumnos:

 

Primer trimestre:

– Informativos, noticias y seguimiento sobre acontecimientos que tengan lugar en el centro escolar o en su entorno.

– Debates y tertulias sobre materias transversales.

– Entrevistas a personalidades del centro y su entorno.

Segundo trimestre:

– Reportajes.

– Espacios culturales sobre cine, literatura, historia…

– Redacción y lectura de relatos, historias y cuentos.

– Radio-teatro.

Tercer trimestre:

– Programas deportivos.

. Programas musicales.

– Elaboración de cuñas publicitarias.

 

Tareas:

El trabajo con el medio radiofónico implica el desarrollo de actividades diversas, cada una de las cuales favorece aptitudes concretas de los estudiantes:

Manejo de equipos. Con ello se trabajan, además de habilidades técnicas, actitudes de responsabilidad y aptitudes para la experimentación.

Locución. Permite practicar la expresión oral, y acerca a los alumnos a los valores comunicativos de elementos como la música, los efectos sonoros o el silencio.

Elaboración de guiones de radio. Permiten desarrollar la capacidad de los estudiantes para sistematizar la información y darle coherencia desde el punto de vista radiofónico, al tiempo que incentivan su creatividad.

Creación de efectos. Fomenta el desarrollo de la imaginación y la creatividad.

Tareas de documentación. Familiarizar a los alumnos con el manejo de bibliografía, hemerografía, documentos audiovisuales y telemáticos.

Tareas de producción.

 

La radio ayuda a promover:

– Sus derechos y el ejercicio del derecho a la comunicación;

– Que se escuchen y se comprendan sus voces, pensamientos y sueños;

– La formación de un  pensamiento crítico;

– Lazos entre la comunidad educativa;

– Espacios de comunicación entre diferentes actores de la comunidad;

– La formación de valores y de opinión pública;

– La expresión oral y escrita;

– Espacios recreativos, culturales, de juego y debate para que desarrollen sus

capacidades de crear y proyectar.