Fomenta que los más pequeños hagan música con todo lo que tengan a su alrededor y aprendan que ellos mismos son el mejor instrumento.

Es una actividad en la que los niños se van a aprovechar de los múltiples beneficios que la música produce en ellos a estas edades de una manera amena, divertida y lúdica. Trabajaremos con el ritmo, con la voz, con instrumentos musicales y con todos aquellos elementos que ayuden a desarrollar las capacidades de los alumnos. ¡¡¡Vamos a sacar el artista que llevas dentro!!!
En el primer trimestre vamos a trabajar con ritmos de nuestro entorno más cercano y a descubrir otros que podemos hacer a partir de nuestro propio cuerpo. Exploraremos los sonidos que se pueden producir con diferentes partes de nuestro cuerpo. Examinaremos diferentes instrumentos y sus sonidos y haremos pequeños acompañamientos a canciones.
En el segundo trimestre haremos hincapié en trabajar con el instrumento más antiguo y personal que hay, la voz; exploraremos los múltiples sonidos que podemos hacer, las diferentes entonaciones que hay, cantaremos canciones populares y actuales,etc. Además trabajaremos con el movimiento, realizando y aprendiendo pequeñas coreografías.
En el tercer trimestre trabajaremos la actuación de final de curso en la cual pondremos en práctica todo lo realizado hasta ese momento.