Visitamos uno de los jardines más bellos de Madrid.

El pasado 27 de mayo acudimos con nuestro alumnado de 1º de E.S.O. al Parque El Capricho, el único jardín del romanticismo que se conserva en Madrid. Construido entre 1787 y 1839 bajo el encargo de la duquesa de Osuna, se trata de uno de los parques más bonitos de la ciudad pero, también, es uno de los más desconocidos.

Con la amabilidad de la primavera en plena capital, recorrimos las casi 14 hectáreas de jardines de estilo francés – el cual aporta un carácter refinado-, italiano – con el encanto del movimiento del agua y la decoración de fuentes y estatuas- y de estilo inglés– el que marca la mayor parte del parque, salvaje y lleno de vida-. También nos adentramos en sus numerosos rincones, como el Casino de baile, el Templete de Baco, el Laberinto, el palacio dieciochesco o la Casa de la Vieja.

Un bucólico paseo para recordar.