El antiguo Hospicio de San Fernando, obra de de Pedro de Ribera en el siglo XVIII fue el lugar elegido. Ideado inicialmente como Museo Municipal en 1929, fue repensado en 2007 como la institución que es ahora: el Museo de Historia de Madrid.

Desde entonces, en este épico lugar de la capital, ofrece un amplio programa de servicios y actividades para toda persona que quiera conocer las raíces patrimoniales de Madrid. Tal como hizo nuestro alumnado de 3º ESO el pasado 9 de enero.

La visita a esta institución de la historia viva de la ciudad, resultó un recorrido donde la museología desplegaba sus mejores herramientas: pinturas, dibujos, estampas, fotografías, postales, porcelanas, abanicos, planos, monedas, medallas, etc. aparecían ante nuestros ojos como testigos inherentes de los siglos en la urbe más castiza del país.