Por segundo verano consecutivo, los alumnos de Wisdom School disfrutan de unas semanas en tierras inglesas con el fin de interactuar de un modo completo con la cultura britanica mientras mejoran su ingles en un contexto ideal.
El destino elegido para este verano ha sido Bournemouth, un oasis en el sur de la isla. Es una ciudad propiamente universitaria, refugio de los londinenses en epoca estival. No es para menos, su cercania con la capital y sus playas arenosas convierten a este pueblo en un destino perfecto.
La estancia, programada para 3 semanas, combina clases con profesores nativos, excursiones a los pueblos cercanos y a Londres, actividades con otros alumnos extranjeros y estancia en familias.